• Aprovecha el 5% de descuento con iati

Viena: 10 monumentos imprescindibles

Viena es una ciudad que no necesita mucho tiempo para ser visitada, pero quizás si hace falta más de un día para disfrutarla en todo su esplendor. Es una ciudad que con el paso de los años se ha forjado a sí misma y eso la ha llevado a convertirse en la segunda ciudad más poblada de Europa Central después de Berlín, pero aún así cuando paseas por sus calles no sientes ese agobio de gente que puedes notar en otras ciudades.

Las mejores opciones para viajar a Viena desde casi cualquier parte y con varios tipos de transportes las puedes encontrar en la página de GoEuro.

Una vez que llegas a Viena lo mejor es conseguir un mapa para situar bien los monumentos que no te puedes perder, aunque como siempre recomiendo, lo mejor es dejarse llevar. Aunque solo sea un día no tienes porque coger las calles más grandes o las rutas que te dicen los mapas, callejea y no tengas miedo de perderte para ir de un lugar a otro.

El lugar de reunión de toda la gente en Viena es la Stephanplatz y es ahí donde podrás admirar la gran obra maestra del arquitecto checo Anton Pilgram: la Domkirche St. Stephan, el edificio gótico más famoso de Austria construido sobre las ruinas de dos iglesias anteriores.

013

La plaza de la catedral y la Karlskirche son los monumentos que están un poco más alejados del resto. Pero merece la pena visitar también esta espectacular iglesia del siglo XVIII. No solo por la belleza de su arquitectura, sino porque es una iglesia diferente, no es la típica que todos estamos acostumbrados a ver y a veces las cosas no comunes se agradecen.

02

El resto de monumentos los puedes encontrar en el que llaman “El Boulevard más bonito del mundo”, desde la calle Opernring hasta que llegas a la Schottenring. A lo largo de toda esta avenida están los monumentos, museos, palacetes y parques más bonitos de Viena y aunque la mejor opción es ir andando para poder disfrutar y tomarte tu tiempo para ver cada detalle, existe un tranvía llamado Ringtram que hace un recorrido de media hora por esta calle (el problema es que no para en ninguno de los lugares de interés).

El Kunsthistorisches Museum fue uno de los primeros museos de bellas artes del mundo y está justamente enfrente del Museo de Historia Natural de Viena, son dos construcciones simétricas situadas en un parque en el que no es mala idea sentarse a descansar. Justo en medio de los dos museos está la estatua en honor a la Emperatriz María Teresa, cuya plaza lleva su nombre: Maria-Theresien-Platz.

04

014

Siguiendo la avenida hacia delante lo siguiente con lo que os encontraréis será el Österreichisches Parlament : blanco, imponente y serio ante vuestros ojos.

022

Seguido del Wiener Rathaus un ayuntamiento fuera de lo normal, nunca había tenido ante mí un ayuntamiento de estilo neogótico y a decir verdad le da un toque más respetuoso y señorial.

015

Justamente enfrente del ayuntamiento veréis un edificio perfecto, soberbio y magistral, en ese momento estaréis delante del Burgtheater, uno de los teatros más importantes en lengua alemana. Quizá esta sea la mejor oportunidad de asistir a una obra de teatro de importancia. Yo me quedé con las ganas, pero así tengo una excusa para volver.

06

Llegando al cruce entre las calles Universitätsring y Schottenring os encontrareis con la Votivkirche otro de los monumentos góticos que me impresionó, a pesar de estar en obras.

017

Es en esta esquina donde tendrás que bajar por la calle Schottengasse y seguir hacia abajo por la Herrengasse, para llegar a la Michaelerplatz y poder ver el Palacio imperial de Hofburg, el más grande de Viena. Se puede acceder a él para visitar el museo de Sissi, los apartamentos imperiales y la habitación de plata (colección de la platería de la corte, dicen que es una de las más bonitas del mundo).

020

Aquí os aconsejo que crucéis la gran puerta del palacio y os adentreis en sus patios, no os preocupeis porque están abiertos al público y nadie os va a decir nada. Dentro de dichos patios hay una capilla muy bonita y si encontrais el Passage Sommerreitschule saldréis directamente a la Josefsplatz dónde os encontraréis con la Österreichische Nationalbibliothek que para los que os guste leer e investigar sobre el pasado, creo que este es el sitio perfecto. Aquí podréis encontrar una inmensa cantidad de documentos de la Casa de Habsburgo, globos terráqueos y celestes, mapas, partituras, papiros, etc. Así como distintos museos.

07

Y ya continuando la calle hasta la Albertinaplatz, podéis ver el único museo ubicado encima de los restos de la Muralla de Viena: el Albertina en cuyo interior está expuesta una de las mayores colecciones gráficas del mundo, más de un millón de grabados y 60.000 dibujos.

05

Estos  fueron los monumentos que más nos impresionaron, ¿cuáles fueron los tuyos?

Escrito por Ara Ballesteros

4 comentarios:

  1. Pingback: Viena: 10 monumentos imprescindibles - i am travel blogger

  2. Pingback: Las calles de Viena – Traveleando por el mundo

  3. travellinglavidaloca

    A Viena le tengo un cariño especial, ya que fue mi primer destino internacional: con 15 años fuimos de viaje de fin de curso con el instituto y alucinamos. Desde entonces no he vuelto, pero creo que ya va siendo hora de hacerlo 😉

Déjanos un comentario si te ha gustado!