• Aprovecha el 5% de descuento con iati

Ruta Romántica 3 días

¡Hola viajeros!

Hoy os vamos a hablar de nuestro viaje por la ruta romántica de Alemania. Y es que esta ruta va desde Würzburg hasta Füssen pasando por castillos medievales, increíbles paisajes con los Alpes de fondo, palacios, y auténticos pueblos pintorescos con casitas de colores. A esto hay que sumarle su gastronomía, destacando sus quesos, vinos, cerveza y carnes típicas. En esta ruta se incluyen algunos de los pueblos medievales mejor conservados de Europa, como Rothenburg ob der Tauber y varios monumentos de la UNESCO.

Nosotros decidimos hacer este viaje durante tres días. Por lo general, hacen falta entre 4 y 7 días, o incluso 10. La ruta pasa por 28 pueblos, y para disfrutarlos al menos deberías dedicarle medio día a cada uno, digamos que entre 7 y 10 días puedes conocerlo todo sin prisas. Sin embargo, siempre puedes preseleccionar los pueblos más interesantes y hacer la ruta en menos días, como hicimos nosotros.

La ruta entre Würzburg y Füssen tiene 410 km, que son unas 5 horas de conducción en total pasando por 28 pueblos. Pero como todos los pueblos están muy cerca entre ellos, la conducción se hace muy amena.

Nosotros salimos desde Berlín y lo más económico era volar a Munich por lo que decidimos hacer la ruta al revés, de Füssen a Würzburg, (por lo general es de Würzburg a Füssen para culminar el viaje con el magnífico castillo de Neuschwanstein).

Día 1

Volamos a Munich, llegamos a las 8 de la mañana y fuimos a recoger el coche que habíamos alquilado para estos tres días.

Desde allí fuimos directamente a Schwangau, donde se encuentra el Castillo Neuschwanstein, además del Castillo Hohenschwangau.

Son casi dos horas de conducción desde el aeropuerto de Múnich. En mitad del camino podrás ver alguno paisajes preciosos con los Alpes de fondo. Merece la pena hacer una parada para disfrutar de estas vistas.

alpes

Vistas de los alpes

Schwangau

Lo primero que vimos al llegar a Schwangau fue la iglesia St. Coloman. Está situada en un valle y a lo lejos se pueden ver los Alpes, el castillo Neuschwanstein y los tejados del pueblo de Füssen. Una estampa preciosa para disfrutarla.

Iglesia St. Coloman

iglesia St. Coloman y castillo Neuschwanstein de fondo

Existen tres parkings en los que podrás aparcar. No se puede subir al castillo ni a las proximidades con coche, pero sí podrás hacerlo en un autobús que pasa cada 15-20 minutos.

Los tickets para entrar en los castillos se compran en el Ticket-Center Hohenschwangau que se encuentra a pocos metros de los parkings. Sólo pueden ser adquiridos en taquilla el mismo día de la visita. Eso sí, puedes reservar con antelación en su página web, pero debes ir a recogerlos mínimo una hora y media antes de la hora del tour.

  • Precio: 13€ adultos, 12€ reducida y gratis para menores de 17 años.
  • Horario: de abril a 15 octubre: 7:30 a 17:00. De 16 octubre a marzo: 8:30 a 15:00.

Al castillo se entra con guía turístico. Cuando nosotros llegamos (sobre las 11 de la mañana) la cola era impresionante, y el siguiente tour para entrar era a las 14:00. ¡Podría haber unas 150 personas haciendo cola! Por ello decidimos no comprar el ticket y visitar sólo los alrededores del castillo que sí son gratuitos.

Subir andando son unos 40 minutos, pero en autobús son sólo 10 minutos. Tendrás que hacer cola para esperar el autobús, no tienen horario fijo, sino que cuando está lleno se dirige al castillo y viceversa para la bajada. Sólo tendrás que tener paciencia y esperar. Sin embargo, desde la parada del autobús podrás admirar las vistas hacia el castillo Hohenschwangau.

  • Precio: subida 1.80€ / bajada 1€. Subida y bajada 2.60€
Castillo Hohenschwangau

Castillo Hohenschwangau

Una vez el autobús te deja arriba, podrás ir directamente al castillo o podrás ir al puente Marienbrücke (que es lo que yo aconsejo). Para pasar al puente tendrás que hacer cola, pero merece la pena las vistas desde él.

Luego si cruzas el puente completo podrás hacer un poco de senderismo en la montaña (no olvides traer zapatos cómodos). Al subir hay un par de puntos para contemplar el Castillo que son incluso mejores que desde el puente.

Castillo Neuschwanstein

Castillo Neuschwanstein

Desde este punto sólo puedes volver atrás por el puente Marienbrücke, otra vez. Después ya puedes dirigirte a la entrada del castillo, que aunque no se puede entrar sin ticket, sí se puede visitar su patio interior. Que en nuestra opinión, deja mucho que desear.

Patio Castillo Neuschwanstein

Patio Castillo Neuschwanstein

Tras disfrutar de las vistas bajamos andando por el sendero. He de decir también que podéis bajar/subir en coche de caballos. Si preferís tomar la experiencia completa, os animo a ello.

  • Precio: subida 6€ y bajada 3€ por persona.

Como esta zona está básicamente preparada para el turista, decidimos ir a comer a la ciudad más cercana, Füssen. En la que había más opciones de restaurantes y era nuestro siguiente punto en la ruta a visitar. Está a sólo 7 minutos de estos Schwangau.

Füssen

Centro de la ciudad de Füssen

Centro de la ciudad de Füssen

Comimos en el restaurante M43 Burger Bar-BQ, un restaurante americano con una decoración bastante peculiar. Sus paredes estaban forradas con fotos de comida, su techo con posters de películas y el pasillo con páginas de libros antiguos. Me encantó, y si eres fan del cine, estarás tú también de acuerdo conmigo. Además, ¡la hamburguesa estaba riquísima! Nosotros optamos por este bar puesto que ya estamos bastante acostumbrados a la comida típica alemana, pero os animamos a buscar uno en el que sirvan schnitzel, bratwurst o goulash. ¡Obviamente deberías probar la comida típica de la región!

Monasterio Franciscano de Füssen

Monasterio Franciscano de Füssen

Seguidamente, visitamos la ciudad. Callejeamos por su centro histórico, por sus construcciones medievales y cerca del río. También deambulamos por los alrededores del castillo Hohes y por el monasterio Franciscano de San Stephen.

Tras el paseo, fuimos a ver las cataratas del río Lech, un atractivo turístico de esta ciudad que está situado un poco al sur de la ciudad, cerca de la frontera con Austria.

Cataratas de Lech de Füssen

Cataratas de Lech de Füssen

Augsburg

La noche del primer día la pasamos en Augsburg, a 102 km de Füssen. Te recordamos que en Alemania la mayoría de las autovías tienen tramos sin límite de velocidad, pero aun así, conduce con cuidado. En Augsburg nos hospedamos en el hostel Sambla a las afueras de la ciudad. Elegimos este porque la calidad-precio era genial aunque estuviese más lejos del centro.

Día 2

Ayuntamiento de Augsburg

Ayuntamiento de Augsburg

El segundo día paseamos por el centro de la ciudad de Augsburgo. Primero, deambulamos por el mercado de la ciudad viendo sus puestos.

Después visitamos la plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra el propio ayuntamiento y la Iglesia de St. Peter am Perlach. Continuando por la calle Maximiliam nos encontramos el Weberhaus, Moritzkirche. Merece la pena recorrer también los alrededores de esta zona.

Al norte de la ciudad se encuentra la casa de Mozart, para todos aquellos apasionados de la música. Nosotros no fuimos pues teníamos más interés en visitar la Fuggerei, aunque también vivió el bisabuelo de Mozart.  

Fuggerei es la colonia urbana de carácter social más antigua del mundo. Fue fundada en 1521 por Jakob Fugger para los más necesitados de Augsburg. Está compuesto por 67 casas en las que actualmente viven 150 personas. El alquiler anual es de 0.88€ más tres oraciones diarias por el alma del fundador y de su familia. ¿Increíble no?

En la Fuggerei también hay una casa modelo que puedes entrar a visitar, además de un museo en la única casa que aún conserva su construcción original.

Fuggerei

Fuggerei

Harburg

La siguiente parada fue el Castillo de Harburg, a 60 km de Augsburg. Este Castillo data de 1150 y es uno de los más antiguos y mejor conservados del sur de Alemania.

  • Horario: 10:00 – 17:00.
  • Ticket: 3€ adultos, 2€ estudiante.
Castillo de Harburg

Castillo de Harburg

Para visitar el castillo por dentro debes comprar otro ticket en la Burgshop, o punto de información para hacer el tour.

  • Precio: 4€ adultos, 2€ reducida.
  • Horario: a cada hora en punto.
  • Duración: 60 minutos.

Este castillo además cuenta con un mirador a la pintoresca ciudad y al río Wörnitz.

Vistas desde el mirador del Castillo de Harburg

Vistas desde el mirador del Castillo de Harburg

Nördlingen

Nördlingen

Nördlingen

Nuestra siguiente parada fue Nördlingen, una ciudad medieval amurallada que aparece en la película de Charlie y la fábrica de chocolate.

Torre y puerta de la ciudad de Nördlingen

Torre y puerta de la ciudad de Nördlingen

Además, ¡esta ciudad se encuentra situada en el cráter de un meteorito de unos 25 km de extensión! Se construyó en la época Medieval, es la única que conserva toda su muralla completamente y se puede recorrer andando. Cuenta con 5 puertas y 11 torres defensivas.

A la Iglesia de San George, situada en el centro de la ciudad, también merece la pena echarle un vistazo por dentro. Cuando nosotros la visitamos, había un chico tocando el órgano de forma impresionante.

Entrada a Nördlingen

Entrada a Nördlingen

 

 

Nuestro mejor consejo en esta ciudad es que te dejes llevar. Recorre sus calles y disfruta de sus vistas.

Relájate en uno de sus cafés o tomate un helado mientras deambulas por sus murallas. Esta ciudad con tantísimo encanto hay que sentirla mientras embauca.

 

 

Rothenburg ob der Tauber

Plaza principal de la ciudad de Rothenburg ob der Tauber

Plaza principal de la ciudad de Rothenburg ob der Tauber

La noche la hicimos en Rothenburg ob der Tauber, una ciudad a orillas del río Tauber que hasta el 1803 fue una Ciudad Imperial Libre, es decir, que era una ciudad autónoma gobernada por un emperador. Los edificios medievales están muy bien conservados y atraen muchísimo turismo. Además, la película de Disney de Pinocho está inspirada en esta ciudad.

Nos hospedamos en el Hotel Rothenburger Hof y antes de ir a cenar hicimos un tour por la noche en inglés. Empezaba a las 20:00 en la plaza principal de la ciudad, Marktplatz. Nos llevaron a visitar alguno de los puntos más importantes de la ciudad y nos contaron un par de historias. Estuvo bien, pero no es algo super importante que tengáis que hacer.

Para cenar, tenéis que tener en cuenta que casi todos los restaurantes cierran a las 22:00, por lo que fuimos al final al restaurante del Hotel Reichsküchenmeiste que cerraba a las 23:00. Probamos una tabla de quesos de la región y un típico escalope de cerdo (schnitzel en alemán). Estaba muy rico la verdad y junto a una gran cerveza, lo disfrutamos incluso más.

Rothenburg ob der Tauber

Rothenburg ob der Tauber

Día 3

Rothenburg ob der Tauber desde su muralla

Rothenburg ob der Tauber desde su muralla

Tomamos el desayuno en el hotel, que había buffet, ¡y nos pusimos hasta arriba! Después volvimos al centro de la ciudad para volver a recorrerlo a plena luz del día. También andamos por su muralla y a esta altura, la ciudad se ve preciosa con todos sus tejados puntiagudos y rojos, y con las fachadas de colores. Es como si todas estas ciudades medievales estuvieran sacadas de un cuento de hadas.

Placas de Rothenburg ob der Tauber

Placas de Rothenburg ob der Tauber

Debemos destacar que Rothenburg ob der Tauber tuvo mucha importancia durante el siglo XV y XVI. Sin embargo, dejó de tenerla en los siglos XVIII  y XIX. Tras la II Guerra Mundial, como tantos otros lugares de Alemania, este pueblo quedó medio destruido. Como no tenían fondos para volver a reconstruirlo, se les ocurrió la idea de conseguir dinero por financiaciones particulares. A cambio de dinero, se ponía el nombre de los financiadores en una placa en la muralla. Una idea muy original, ¿no?

Calles de Rothenburg ob der Tauber

Calles de Rothenburg ob der Tauber

Würzburg

Tras un par de horas recorriendo Rothenburg ob der Tauber, nos fuimos a nuestra última parada, Würzburg. Lo primero que visitamos fue la Residencia de Wuerzburg, un edificio majestuoso del siglo XVIII. Cabe destacar que este edificio pertenece a la UNESCO desde el 1981.

  • Precio: adultos 7.5€ y reducida 6.5€. Menores de 18 años entran gratis.
  • Horario: de abril a octubre de 9:00 a 18:00. De noviembre a marzo de 10:00 a 16:30.
Residencia de Würzburg

Residencia de Würzburg

Hay un par de tours en inglés al día, a las 11:00 y 15:00. Además desde abril a octubre también a las 13:30 y 16:30. Cuando nosotros entramos había sólo en alemán (cada 20 minutos), por lo que nos unimos a ese tour a pesar de no entender mucho. Pero hay habitaciones en la planta superior que sólo pueden ser visitadas con un tour, así que te recomendamos que te unas, para al menos apreciar las estancias de estilo rococó. Esta Residencia no pareció escatimar en gastos y su decoración es muy exagerada.

Me asombró muchísimo también el techo de sus escaleras principales que tiene un impresionante fresco. Fue  pintado en 1752-1753 y refleja lo exótico de los continentes Asia, África, América y Europa. El autor fue Giovanni Battista Tiepolo, un pintor veneciano.

Ten en cuenta que está prohibido tomar fotos dentro de la residencia, por eso no te podemos enseñar su asombrosa arquitectura y decoración. Sin embargo, la página web tiene un tour virtual, por si quieres echarle un vistazo antes de visitarlo. Los jardines, al contrario, se pueden visitar gratis (hasta las 20:00), y sí, se pueden tomar fotos.

Jardines de la Residencia de Würzburg

Jardines de la Residencia de Würzburg

El resto del día en esta ciudad nos llovió a mares, pero eso no nos paró para seguir visitando más lugares como la catedral de Würzburg, el puente antiguo (Alte Mainbrücke) y la Iglesia Maria Chappell.

Würzburg, río Meno y al fondo la Fortaleza de Marienberg

Würzburg, río Meno y al fondo la Fortaleza de Marienberg

Comimos en Martinsklause un restaurante cerca de la catedral. Los crepes son su especialidad y tomamos uno de chili con carne y un Flammkuchen. ¡Estaba sabrosísimo!

Partimos a las 17:00 para el aeropuerto de Frankfurt am Main. Desde allí salía nuestro vuelo a las 20:20 y en el mismo aeropuerto se puede entregar el coche que alquilamos en Múnich. No tardamos ni 5 minutos en entregarlo, pero por la carretera tuvimos como 30 minutos de atasco. Ten en cuenta siempre los imprevistos a la hora de planear tu salida hacia el aeropuerto. Es mejor salir un poco antes, que perder tu vuelo ;D.

Resumen del itinerario y mapa con la ruta:

  • Día 1:
    • Salida del aeropuerto de Múnich hacia Schwangau.
    • Visita del Castillo Neuschwanstein.
    • Comida y visita de Füssen.
    • Cena y noche en Augsburg.
  • Día 2:
    • Visita de Augsburg.
    • Visita del castillo de Harburg.
    • Comida en Nordlingen y visita de la ciudad.
    • Tour de noche y cena en Rothenburg ob der Tauber.
  • Día 3:
    • Visita Rothenburg ob der Tauber.
    • Comida en Würzburg y visita de la ciudad.
    • Salida hacia el aeropuerto de Frankfurt y llegada a Berlín.

Si tienes más días para hacer la ruta, siempre puedes añadir más pueblos o visitar los mismos que yo pero con más tiempo. Yo vi suficiente el tiempo para estos que visité, por lo que si tuviera más tiempo añadiría otras ciudades como Dinkelsbühl o Donauwörth. ¡Siempre dependiendo de tu tiempo y tus ganas de exprimirlo!

Espero que os haya gustado y os sea de utilidad el mapa con la ruta que hicimos. No olvidéis seguirnos en Instagram para no perderos las historias de cada día y ver dónde estamos en cada momento. Y suscribíte para recibir notificaciones de nuestras últimas publicaciones.

Escrito por Ana Casado.



Booking.com

Déjanos un comentario si te ha gustado!